Consejos para ayudarte a meditar

Actualizado: 14 de jun de 2020

En las clases de yin yoga, inicio siempre con 15 minutos en silencio. Las alumnas lo disfrutan, ya que les baja el ritmo frenético del día, bajan sus pulsaciones, sus pensamientos y les permite entrar mejor en la clase.


Algunas alumnas me dicen que en clase creen que entran en estado meditativo, pero que cuando lo intentan en casa no aguantan más de un minuto.

Entonces me piden consejos... ¿CÓMO PUEDO MEDITAR?





La meditación no es un “tengo que” sino un QUIERO, y para ello, tiene que fluir, no ser nada forzado. Podemos crear una costumbre, buscar ese momento para nosotros, siempre a la misma hora: al despertar, a la tarde, antes de dormir…

Las prisas no son buenas y el improvisar tampoco, por lo que debemos buscar un LUGAR ESTRATÉGICO en nuestra casa donde estemos cómodos, en silencio y sin nada ni nadie que nos moleste. A veces hay que probar varios lugares hasta encontrar el adecuado.


La intención de la meditación no es el sufrimiento, sino LA RELAJACIÓN, por lo que no debe ser un drama el sentarnos en el suelo, podemos utilizar un cojín bajo nuestro coxis, y apoyarnos en una pared. Pero tampoco es dormir por lo que mejor no estirarse. Siempre buscaremos hacerlo con ROPA CÓMODA para no sentirnos comprimidos o molestos.


Lo principal en la meditación es la RESPIRACIÓN, meditar es tomarnos ese tiempo para respirar, para ser consciente del aquí y ahora. Por lo que nuestra ATENCIÓN PLENA estará centrada en la respiración. Observaremos y sentiremos cada inhalación y exhalación en nuestro cuerpo, cómo se relaja, como cede. Como la inhalación y la exhalación se alargan, siempre aconsejo empezar contando: INHALA en 1-2-3 EXHALA en 1-2-3 y así ir aumentando poco a poco.


Los pensamientos llegan a nuestra mente pero simplemente los observamos, no los juzgamos, y volvemos a focalizar nuestra atención en la respiración.


Y eso que quiere decir?


Que mientras estamos en ese tiempo meditativo pueden venir a tu mente pensamiento tipo: “que haré de cena” o que “tengo cosas pendientes del trabajo” o “que rabia me ha dado” cualquier cosa que altere tu mente. Simplemente ACEPTAREMOS ese pensamiento y volveremos a nuestra respiración para que ese pensamiento desaparezca. En vez de quedarnos dándole más vueltas y alterando esa calma, poco a poco los pensamientos aparecerán más ESPACIADOS y nuestra mente más CALMADA con el ritmo de nuestra respiración.


No os pongáis alarmas, eso crea tensión, ganas de mirar el reloj… Buscad una música tranquila con el tiempo que deseéis meditar para así salir de ella cuando la canción acabe.


Cuando queramos empezar a meditar no intentaremos meditar 1 hora de golpe, ya que no nos servirá de nada, simplemente nos servirá para que no lo volvamos a querer hacer. Así que haremos como cuando queremos cambiar un hábito, poco a poco y cada vez, ir aumentando. Por lo que iniciaremos con meditaciones de 1-3 minutos y iremos aumentando el tiempo.


El tiempo hará que ese momento en el que estas TU Y TU MENTE A SOLAS, se haga una costumbre que te ayudará a vivir con una salud mental más saludable y sanadora.

Música para meditar 5 minutos:


Música para meditar 8-10 minutos:




Música para meditar 25 minutos:



#yoquiero #relajación #aprendeameditar #meditación #consejosparameditar #respiración #meditaencasa #musicaparameditar

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sígueme

  • Pinterest
  • Facebook icono social
  • Instagram

 ​© 2020 Imma Pascual | Creado por Loved Brands | Política de privacidad