Détox y alcalinidad

La desintoxicación es básicamente la eliminación de las toxinas acumuladas en nuestro torrente sanguíneo. En nuestro cuerpo tenemos unos órganos encargados en la depuración como son el hígado, el sistema linfático, los intestinos, los pulmones, riñones y piel. El filtrar y eliminar esas toxinas son de gran importancia para mantener nuestra sangre con un pH determinado (7-7.365) y eliminar todo aquello que lo lleve hacia la acidez ( es decir, por debajo, menor de 7).


La mejor manera de saber nuestro pH es comprando unas tiras de papel especial para ello en la farmacia, y hacer pipí en un bote, introducir la tira durante unos segundos y esperar unos 15-20 segundos más, y comparar el color de la tira con el color de la escala que encontraremos en el bote. Nuestro pH debería estar entre 7 y 7.5. Lo ideal es hacer la comprobación con el segundo pipí del día o antes de las comidas. Es aconsejable que comprobemos nuestro pH varias veces al día durante la Détox (la media será nuestro pH). Cuando nuestro cuerpo lo mantenemos en un estado de acidez le impedimos que absorba las vitaminas, minerales y otros nutrientes, le falta oxigeno y no puede reparar las células dañadas. En ese estado surgen las enfermedades. Realizar varios détox al año durante unos 10-12 días ayudan a bajar esa acidez que nos producen los excesos cuando consumimos alimentos como alcohol, carne, queso, chocolate, refrescos, etc.. Mantener nuestro pH hacia la alcalinidad nos ayuda a potenciar:

  • El estado de salud fortaleciendo el sistema inmunitario

  • La nutrición celular y regeneración de ellas

  • Nuestra vitalidad y energía

  • El peso ideal

Durante los días de la Détox, consumiremos alimentos mayormente alcalinos. - Frutas como el limón o la lima nos ayudan a mantener la alcalinidad a pesar de su sabor acido. No hay que abusar de las frutas, pero no podemos retirarlas de nuestra dieta. - Las verduras hoja verde ecológicas están repletas de antioxidantes y otros nutrientes que dan soporte a las enzimas que necesita el hígado para procesar y eliminar las toxinas. Son muy ricas en clorofila que es muy alcalina y nos ayudan a prevenir enfermedades. Tomar batidos y cremas de verduras y frutas, tienen la ventaja que al estar triturados se rompen las fibras y son más digeribles. Como los batidos y las cremas requieren poca energía para ser utilizada por el sistema digestivo, el organismo dispone de mayor tiempo para centrarse en depurar, reconstruir, renovar y curar el organismo. La desintoxicación es completamente libre de gluten, de azúcar y alimentos procesados. El órgano que apoyamos durante esos días es el hígado, debemos mantenerlo saludable, ya que minimiza los tóxicos que ingerimos. Pero al mantener dietas no muy saludables o excesos lo podemos cansar, y con la ayuda de las depuraciones lo mantenemos limpio y evitamos un hígado graso o enfermo. Diez días de détox nos permiten reiniciar la digestión y los procesos de desintoxicación naturales, reduciendo la inflamación.  Menos días solo nos aportan pequeños beneficios de aligerar el organismo de azucares, procesados y excesos. Tras esos diez días recuperaremos energía y buen humor, perderemos algo de peso o bloquearemos la subida y nos sentiremos mucho más ligeras y deshinchadas.


#detox #alcalinidad #detoxyalcalinidad #eliminaciondetoxinas #toxinas #eliminatoxinas

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sígueme

  • Pinterest
  • Facebook icono social
  • Instagram

 ​© 2020 Imma Pascual | Creado por Loved Brands | Política de privacidad